Por qué puede romperse más habitualmente el radiador del auto

El radiador esta fabricado por aluminio y otros material muy delgados, por lo que muchas cosas pueden provocar que se fracture, se agriete o se rompa por completo

Los problemas con el radiador pueden ser muy costosas.
Los problemas con el radiador pueden ser muy costosas.
Foto: Marc St / Unsplash

El radiador es la parte más importante del sistema de refrigeración del auto, ya que evita el sobrecalentamiento en el motor para que éste trabaje de manera óptima es su principal función. 

Que el radiador sufra fracturas o roturas es común, pues están expuestos al exterior y a las altas temperaturas del motor. Las causas por la que el radiador se puede romper son varias, pero sea cual sea la razón se debe hacer las reparaciones necesarias lo más rápido posible y así evitar poner en riesgo la vida útil del motor.

Por eso, aquí hemos reunido algunas de las formas más comunes por las que un radiador se puede romper.

1.- Altas temperaturas 

El radiador está expuesto a trabajar en temperaturas extremas. Sin embargo, los cambios drásticos crean estrés térmico en el metal y el plástico del radiador, lo que puede provocar que el radiador se agriete o tenga fugas con el tiempo.

2.- Piedras en el camino

El radiador se encuentra al frente de los vehículos y siempre tiene un parrilla con aberturas para que pueda entrar el aire. Por estas aberturas, las piedras y otros residuos de la carretera pueden entrar fácilmente y hacer agujeros en el tubo del radiador y la matriz de las aletas. 

3.- Accidentes de tránsito

Muchas veces al tener un accidente de tránsito en la parte delantera, las defensas pueden doblarse, lastimar el radiador y causar fugas en el radiador. Cualquier cosa que empuje o golpee la parte delantera de su vehículo tiene la posibilidad de dañar o incluso romper totalmente el radiador. 

3.- Ventilador que no funciona 

Si el ventilador de su radiador no se enciende, el radiador puede llegar a muy altas temperaturas y presión en su sistema, lo que provocará grietas. Esto puede llegar a causar grietas o que las mangueras revienten.

4.- Refrigerante sucio

Si el refrigerante está sucio o tiene agua, puede provocar picaduras en el radiador de aluminio o en la culata. Estos pueden ser pequeños orificios difíciles de encontrar y reparar.

El radiador permite intercambiar calor entre dos medios y sirve para disipar el calor del vehículo y así evitar su sobrecalentamiento. Generalmente trabaja por convección, pero también por radiación, a lo que debe su nombre. 

Normalmente está conformado por tubos de cobre que a la vez tienen una especie de aletas que permite ampliar la superficie a través de la cual se disipa el calor.

***

Te puede interesar:

Estas son las razones más comunes por las que tu auto pierde aceite

¿Qué debes hacer con el aceite de motor viejo del auto?