Qué hacer si la llanta tiene un clavo

Uno de los primeros pasos que debes cumplicar al asegurarte que tu llanta tiene un clavo es revisar su presión rápidamente para poder decidir se llamar a un grúa o si tienes la capacidad de llegar de manera autónoma a un mecánico

Llantas de autos con clavos

En la mayoría de las instancias deberás llevar tu auto inmediatamente al mecánico para evitar riesgos en la carretera.  Crédito: Mike | Pexels

La llanta es, sin duda alguna, una pieza muy importante en cualquier vehículo debido a que su forma y fortaleza sostienen todo el sistema mecánico, electrónico, además del peso de los pasajeros, de manera uniforme por lo que cualquier falla en esta puede tener consecuencias significativas en el funcionamiento (y traslado apropiado) del vehículo por lo que acá nos encargaremos de darte algunos de los pasos junto con los datos más importantes que podrías tomar en consideración si tu llanta (o llantas) han sido infiltradas por un clavo. Los pasos , según AutoBlog y Quick Tire Repair, son:

1- ¡No tocar!

En primera instancia, el paso más importante de este proceso en no sacar el clavo de la llanta debido a que, dependiendo de su forma, el objeto extraño puede que no haya causa una fuga de aire en la llanta por lo que si te encuentras en la situación de sacarla manualmente todo el aire se saldrá rápidamente. Además, de sacar el clavo no tendrás la posibilidad de manejar tu auto hasta el centro de mantenimiento para su revisión final, sin embargo, recomendamos manejar el auto única y exclusivamente si su presión no se ha visto comprometida y se trate de distancias cortas. (que es un caso puntual y raro).

2- Chequea la presión de la llanta

Si la presión de la llanta disminuyó dramáticamente, como mencionamos anteriormente, te recomendamos que llames a una grúa para que recoja tu vehículo lo antes posible.

Por otra parte, si no reparas extraes el clavo con un profesional en la materia rápidamente podrías verte en la peligrosa situación de manejar un auto cuya llanta podría explotar en cualquier momento, según datos de Auto Blog, por lo que podría perder el control del vehículo mientras manejas y podrías provocar un grave accidente que pudo ser perfectamente prevenible.

3- Analiza tus alternativas

Existen dos escenarios posibles, en el primero tu mecánico de confianza te dice que puede reparar la llanta porque el clavo fue pequeño y no causó mayor daño por lo que con unos leves retoques podrás seguir manejando tu auto en breve; pero la otra alternativa es que la integridad de la llanta se haya visto comprometida y que una llanta nueva sea necesaria (lo que es el caso más probable en la mayoría de las instancias) por lo que debes proceder a encontrar un buen reemplazo para seguir con tu rutina.

También te podría interesar:

Los 5 modelos más potentes de Chevrolet Silverado 1500

Los autos usados más potentes de Jeep

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain