3 consecuencias de inflar de más las llantas de tu auto

La presión máxima marcada en el neumático suele ser muy superior a la presión recomendada. Una llanta, por ejemplo, puede tener una presión máxima indicada en la pared lateral de 51 psi y una presión recomendada indicada en el poste de la puerta del vehículo de 35 psi

Inflando llanta de auto.

Inflar las llantas de más puede tener consecuencias malas para tu auto. Crédito: Shutterstock

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes en el auto y es de vital importancia que siempre los cuides y mantengas con la presión de aire recomendada. Los neumáticos con baja o alta presión pueden causar problemas.

La mayoría sabemos que con el uso y el tiempo la presión se puede bajar y esto afecta tus neumáticos y el rendimiento de combustible. La presión de aire en tu auto no solo cambia porque se escapa el aire, está también se puede alterar por las altas temperaturas.

Sin embargo es muy importante que cuando pongas aire, no pongas aire de más.  Esto puede causar daños y que tus llantas no rueden de manera adecuada.

La presión recomendada de los neumáticos normalmente se indica en una calcomanía adherida al poste de la puerta del conductor y también se puede encontrar en el manual del propietario. Ten en cuenta que algunos autos pueden tener diferentes presiones para las llantas delanteras y traseras, y también pueden tener presiones más altas cuando transportan una carga.

¿Qué pasa si superas esta presión máxima?

Es difícil de decir, y puede variar según el neumático, pero probablemente sea seguro decir que no quiere averiguarlo. Sin embargo, aquí te decimos tres de las consecuencias de inflar de más las llantas de tu auto.

1.- Explosión o un accidente

El riesgo de pinchazo de llanta aumenta significativamente con PSI adicional. Mantener el control de tu vehículo es casi imposible durante un pinchazo de llanta y te pone en peligro, y a otros conductores, además del hecho de que muchas de las funciones de seguridad asistida de tu vehículo, como el ABS, tendrán dificultades para funcionar correctamente sin que las llantas se llenen según las recomendaciones de fábrica.

2.- Fáciles de dañar con los escombros de la carretera

Además, tener llantas demasiado infladas las hace más susceptibles a daños por peligros en la carretera, como baches, grietas, bordillos y otros desechos en la carretera. El neumático es más rígido y rígido de lo normal, por lo que no puede doblarse alrededor de los obstáculos como lo haría normalmente.

3.- Desgaste de neumáticos más rápido y de manera desigual

El desgaste desigual de los neumáticos también puede ser el resultado de un inflado excesivo. Cuando los neumáticos tienen demasiado aire, el centro de la banda de rodadura se arquea y se desgasta primero. Debido a esto, necesitarás llantas nuevas con más frecuencia y tendrás una conducción poco cómoda.

***

Te puede interesar:

Cuántas libras de presión tienes que ajustar tus llantas en lugares muy altos
Cuánta presión de aire debe tener la llanta de refacción de tu auto

En esta nota

llantas del auto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain