Síntomas de que hay que cambiar la banda del tiempo de tu auto

Si la banda de tiempo no se remplaza en los primeros síntomas, se puede romper y va a alterar la distribución de potencia del motor. Esto provoca que los pistones comiencen a rozar con las válvulas provocando daños severos en ambos elementos

La banda de tiempo se encarga de mantener el cigüeñal y el árbol de levas trabajando adecuadamente.
La banda de tiempo se encarga de mantener el cigüeñal y el árbol de levas trabajando adecuadamente.
Foto: jpj2000nl / Pixabay

La banda de tiempo juega un papel esencial en el funcionamiento de un vehículo y es de suma importancia para el desempeño correcto de cualquier auto.

Es la encargada de distribuir la potencia producida por el motor. La banda de tiempo es la encargada de conectar el cigüeñal con las levas, encargadas de la apertura y cierre de las válvulas del motor. Por eso es tan importante prestar mucha atención y cambiarla antes de que se rompa.

Para saber el momento en el que debes cambiar esta banda, deberás fijarte en el libro de mantenimiento de tu vehículo. Normalmente es necesario su cambio entre los 37,000 y 99,000 millas, aunque dependiendo del tipo de uso y ambiente en el que te muevas ese intervalo podría cambiar.

Es muy importante estar atento a cuando la banda de tiempo empieza a estar en sus últimos días y es necesario reemplazarla antes de que se vuelva más costoso.

Por eso, aquí hemos reunido algunos de los síntomas que nos indica cuando hay que cambiar la banda del tiempo de tu auto.

1.- Fallas al encender el motor

Dado que una correa de distribución defectuosa puede amortiguar la velocidad de encendido del motor, es probable que el motor falle. Esto sucederá si una banda de tiempo desgastada se saliera de su polea.

De esta manera cuando el cilindro se abre y se cierra se perderá, lo que seguramente provocaría una falla de encendido y si no se reemplaza rápidamente, el motor sufrirá daños irreversibles.

2.- Ralentí irregular

Es posible que experimentes muchas sacudidas y temblores mientras estás conduciendo. Este es uno de los principales síntomas de una correa de distribución defectuosa. Esto se debe a que su banda de tiempo se ha desgastado o le faltan dientes, es probable que se salga de su posición y caiga sobre los otros engranajes. 

De esta manera, la sincronización se desactivará en el árbol de levas, lo que provocará que el motor se ahogue.

3.- Válvulas o pistones rotos

Si no hay sincronización entre el cigüeñal y el árbol de levas, el pistón podría dañarse y terminar doblando las válvulas al entrar en contacto con ellas. La razón más común por la que esto sucede es cuando la banda de tiempo se rompe por completo.

4.- Baja presión de aceite

Cuando la banda de tiempo comienza a desgastarse, partes de sus dientes se aflojan y se rompen en el cárter de aceite del vehículo. Esto provocará una caída significativa en la presión de aceite del motor.

***

Te puede interesar:

Las 5 partes metálicas más importantes del motor y sus funciones

Síntomas que indican que hay agua en tu tanque de gasolina