Cómo fueron los orígenes del Mustang, el pony car más vendido del mundo

A principio de los años 60, una competencia entre los departamentos de Ford sentaría las bases de lo que ahora es el Mustang, un éxito de ventas que se ha mantenido por más de 50 años

Cómo fueron los orígenes del Mustang, el pony car más vendido del mundo
En 1961 se llevó a cabo un concurso entre los tres estudios de diseño de Ford Motor Company: Ford, Lincoln Mercury y Advanced Products, un hecho que sentó las bases del diseño actual del Mustang.
Foto: Ford / Cortesía

Por más de medio siglo, el Mustang ha sido un objeto de deseo para los entusiastas del mundo del automovilismo. Este pony car, considerado como el más vendido de toda la historia de la industria, pronto cumple 60 años, una edad que se conecta con sus orígenes. Su historia se remonta a principios de los años 60, cuando una curiosa competencia entre departamentos de la Ford dio como resultado los primeros prototipos del T-5, nombre inicial de este automóvil construido sobre las bases de un Falcon. De allí que a este primer episodio de su historia se le conozca como “Proyecto Especial Falcon“, un programa cuyas primeras conversaciones se gestaron en marzo de 1962.

Luego de varios meses de trabajo, se programó la revisión de diseño de los prototipos para el 16 de agosto de ese año, considerando las opciones presentadas por tres departamentos de diseño de Ford Motor Company: Ford, Lincoln Mercury y Productos Avanzados, los cuales presentaron sus propuestas respectivas: el primero presentó un coupé cuyas puertas presentaban variaciones de diseño entre sí; el segundo se inspiró en la velocidad y en la elegancia y el tercero presentó varios modelos, incluido el Allegro que más tarde se convertiría en un automóvil conceptual.

Foto del prototipo del Special Falcon creado por Lincoln Mercury
Usando como base un Falcon de Ford, la división Lincoln Mercury construyó una versión caracterizada por un diseño elegante./ Foto: Cortesía de Ford.

Ese fue el inicio. Para 1964 aparecería el Mustang de primera generación, más conocido entre los expertos como 1964½, ya que se había comenzado a producir a finales de ese año a pesar de que se lanzaría en 1965. Con su creación, nace la categoría por la cual es reconocido: los pony cars, caracterizados por ser deportivos biplaza largos al frente y casi compactos en la parte trasera. Su precio inicial se ubicaba entre los 2.000 y los 2.500 dólares que poco significaron para la increíble demanda que tuvo, la cual superó por mucho las expectativas de los expertos de Ford con ventas que se incrementaron, además, por el auge del mercado estadounidense de la posguerra, el cual tenía una gran ventaja frente a la Europa devastada.

Foto del prototipo del Special Falcon creado por el Estudio de Productos Avanzados de Ford.
Para la competencia entre departamentos, la división de productos avanzados de Ford creó varios prototipos, entre los que se encontrada el Allegro./Foto: Cortesía de Ford.

Durante el 2018, Ford celebró la producción del Mustang número 10 millones, luego de una larguísima trayectoria de éxitos que se resumen en 6 generaciones ininterrumpidas. La importancia del Ford Mustang, tanto para industria automotriz como para la cultura popular, además radica en el hecho de haber inspirado otros grandes clásicos como el Challenger de Dodge, el Barracuda de Plymouth (Chrysler), el Camaro de Chevrolet o el Firebird de Pontiac (General Motors), todos creados para asumir la dura competencia que significaba esta leyenda.

También te puede interesar

Cómo es el Shelby Cobra 427 de 1966 que se subastó por cinco millones de dólares