Cuáles son los problemas más comunes con los techos corredizos de los autos y cómo solucionarlos

La decisión de tener un techo corredizo en tu auto no sólo implicará gastar más dinero en tu vehículo, sino también deberás darle un mejor mantenimiento para evitar averías que podrían resultar excesivamente costosas

Cuáles son los problemas más comunes con los techos corredizos de los autos y cómo solucionarlos
El sunroof o techo corredizo de un auto puede variar en tamaño dependiendo el modelo y fabricante de autos.
Foto: Pixabay

Los techos corredizos o quemacocos son una de las características disponibles más populares que se encuentran en los vehículos en las últimas décadas. Los techos solares no solo permiten que la brisa fresca o el viento entre en el auto, también brindan a los pasajeros una excelente vista y una experiencia de manejo mejorada. Sin embargo, hay algunos factores que pueden hacer que no valga la pena y a continuación te las diremos.

Las fugas en el techo corredizo pueden causar grandes problemas

Las fugas son “probablemente el problema más común” que tienen los propietarios con los techos solares. Las fugas pueden ocurrir por una variedad de razones, pero es muy fácil que surjan esos problemas cuando la mayoría de los techos solares simplemente se colocan en el techo del automóvil y se sellan con goma.

Las razones comunes de las fugas incluyen una obstrucción dentro del drenaje del techo corredizo, el desplazamiento del sello o incluso simplemente el desgaste general del sello de goma. Si bien un techo corredizo con fugas es generalmente barato de reparar, puede ser un gran problema para cualquier propietario de automóvil.

Una fuga puede ocurrir en cualquier momento y, desafortunadamente para la mayoría de los propietarios, no será evidente hasta que sea demasiado tarde y pueda causar serios daños por agua en el interior del automóvil, para ello es recomendable realizar un mantenimiento adecuado del techo corredizo para evitar posibles averías.

Los techos corredizos pueden causar reparaciones innecesarias y costosas

Obtener un automóvil con techo corredizo significará automáticamente que pagarás más. Como el techo corredizo se considera una característica adicional, pagarás más por un auto con techo corredizo que por uno sin techo corredizo, incluso si ese auto viene de serie con techo corredizo.

Un estimado es que pagarás un promedio de alrededor de $1,200 dólares spolo por tener un techo corredizo. Lo que estás pagando es simplemente un agujero en el techo, lleno de un panel de vidrio pesado, que empeora el automóvil cuando está abierto y arruina la aerodinámica. Y es solo una cosa más que arreglar cuando sale mal.

Agregar otra pieza grande de vidrio a tu vehículo sólo agrega otra pieza frágil de equipo. Si bien el vidrio del techo corredizo está diseñado para ser resistente, los rayones, las grietas e incluso las roturas son tan probables con el techo corredizo como con los parabrisas delantero y trasero. Y dado que la mayoría de las garantías no cubren el vidrio del techo corredizo, esto puede resultar en reparaciones costosas.

Los posibles costes de reparación tampoco se detienen ahí. Los techos corredizos necesitan energía para funcionar y, por lo tanto, son cosas que pueden salir mal. La ventana puede dejar de funcionar debido a un motor muerto, fusibles rotos, interruptores defectuosos y más. Algunas de estas reparaciones pueden costar más que otras y pueden ocurrir en cualquier momento.

¿Cuáles son los riesgos de seguridad?

Un techo corredizo es esencialmente un agujero gigante en el techo de tu vehículo e incluso en las mejores circunstancias, nunca será tan bueno ni tan fuerte como un vehículo con techo convencional. Y aunque los techos corredizos parecen bastante simples, en realidad podrían ser bombas de tiempo.

Según Consumer Reports, se presentaron al menos 859 quejas ante el gobierno federal de propietarios sobre techos corredizos que explotaron entre los años 1995 y 2017. La mayoría de estos informes se realizaron en automóviles que estaban dentro de los dos primeros años de su vida útil.

No son sólo uno o dos fabricantes de automóviles los que parecen tener problemas para hacer buenos techos corredizos. El análisis de Consumer Reports enumera 35 marcas de automóviles e incluye al menos 208 modelos diferentes de automóviles.

Los propietarios que presentan estas quejas afirman que su techo corredizo, independientemente de la marca o modelo, de repente se rompe o explota sin ninguna razón aparente.

*********

TE PUEDE INTERESAR:

De qué edad son los conductores más riesgosos en Estados Unidos
¿Cierto o falso? Hacer parpadear dos veces las luces de tu auto puede cambiar un semáforo rojo a verde